Autor del artículo

Víctor Ugarte Farrerons
ビクトル・ウガルテ・ファレロンス
セルバンテス文化センター東京館長。 1963年バルセロナ生まれ。 バルセロナ大学にて美術史を専攻し、経済の教育も併せて受ける。社会人として初めの数年間は民間企業、特に不動産業界で活躍する。アジア地域を専門としながら中国上海に移り、スペインの大手不動産企業の財務部長を2年間勤める。 その後スペインの外務省管轄で、スペインでのアジア文化普及のための公共機関 「カサ・アジア」にマネージャーとして加わり、後に文化活動及びメセナ活動担当部長に昇進。アジアフェスティバルの開催をはじめ、広範囲にわたる文化プログラム及び経済促進活動を指揮。同機関に4年間勤務し、その経験をもとにスペイン国外でスペイン語文化普及を目的としたセルバンテス文化センターの東京事務所開設に関わり2007年4月に館長に就任。世界各地にセンターを持つ同機関のうち東京は最大規模を誇る。東京事務所の活動開始時より多数文化活動を展開、日本におけるスペイン語文化普及に大きく貢献している。

Director del Instituto Cervantes de Tokio, nació en Barcelona en el año 1963. Se licenció en Historia del Arte por la Universidad de Barcelona y ha complementado esta formación con estudios financieros que le llevaron a dedicarse durante los primeros años de su vida profesional a la empresa privada, especialmente al sector inmobiliario. Tras esta etapa, se especializa en mercados asiáticos y se traslada a China (Shanghái) donde ejerció como director financiero de una multinacional española durante dos años. Tras esta etapa, entra a formar parte del proyecto del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Español “Casa Asia”, donde inicia su tarea como gerente y es promovido después como director de programación y mecenazgo. En esta institución, coordina la amplia programación cultural y de actividades de promoción económica así como la dirección del Festival Asia en sus cuatro primeras ediciones. Tras cuatro años en esta institución pública, dedicada a promover el conocimiento de Asia en España, es contratado para la creación del Instituto Cervantes de Tokio del que es nombrado director en abril de 2007, en la actualidad el centro mayor de la red que el Instituto Cervantes tiene en el mundo.

El español, la segunda lengua más hablada en el mundo, en Japón

2010年5月

 セルバンテス文化センター東京、館長であるビクトル・ウガルテ氏による、センター創設から現在まで、日本におけるスペイン語学習の現状についての考察。

 来日後、日本でのスペイン語教育について、他の国々のようにスペイン語の学習を魅力的と感じる人が少ないことに気づいた。しかし、センター創設以前の長きにわたる多くの人々や団体の尽力により、スペイン語への関心はなんとか維持されており、また、フラメンコやサッカーなどの要素も日本人がスペイン語を学習する大きなきっかけとなっている。

 日本におけるスペイン語学習者は、スペイン語圏の国々に対する文化的な興味をその主な学習動機としており、このことは、世界の中の多くの国々のスペイン語学習事情とは大きく異なっている。特に、他のアジア諸国、例えば世界でも有数の大きさと生徒数を有するセルバンテスセンターを持つ、北京やマニラ等では、スペイン語学習を行う主な理由が、スペイン語を話せるということが、就職に有利につながることにあり、これらの国々の状況は、スペイン語が中国語についで世界で2番目に多くの人々に話される言語であるという現実に即している一方、日本では、主なスペイン語の学習動機が流行や状況に非常に左右されやすいものであるという結果が見られた。

 セルバンテス文化センターの役割は、スペイン語が世界で2番目に話されている言語であることを日本の皆さんに伝え、より多くの方にスペイン語への興味を持っていただき、スペイン語学習を取り巻く状況を、スペイン語自体が世界の中で持つ重要性に見合うものにする事を我々の目的としたい。

 acueductoのもつイニシアティブは、将来5億人が話すことになるこのスペイン語という重要な資産のもつ困難な課題に必要不可欠なものである。


Instituto Cervantes, Tokio

Tras más de tres años en Japón y desde mi posición de observador privilegiado como director del Instituto Cervantes de Tokio, he podido constatar una serie de hechos que quisiera reflejar en este artículo de bienvenida a la revista “Acueducto”, que dirige mi buen amigo el profesor Shoji Bando. Naturalmente, mis observaciones son las del advenedizo y pueden distar de las de aquellos que, como el propio Bando, llevan años implicados en la tarea y observan la situación como nativos.

La percepción de la mayoría de españoles en España, y en especial en los medios de comunicación, es que en Japón la lengua española está “de moda”. No obstante, al llegar a Japón con el cometido de abrir el primer Instituto Cervantes en este país no tardé mucho tiempo en llegar a la conclusión de que no sólo no estaba “de moda” sino que además no gozaba del impulso que disfruta en la mayoría de países del mundo. Coincide la mayoría en que los Juegos Olímpicos de Barcelona y, en menor medida, la Exposición Universal de Aichi supusieron dos momentos importantes para incrementar el interés hacia nuestra lengua. También es cierto que, gracias al esfuerzo de muchos, se ha podido ofrecer enseñanza de lengua española y de cultura en español durante muchos años. Universidades de todo Japón, sociedades hispánicas y de amistad, academias de lengua y muchos otros han arrimado el hombro y han conseguido que el interés se mantenga en unos niveles aceptables. No olvidemos el flamenco, sin duda el mejor divulgador de la lengua de Cervantes en Japón y, más recientemente, el fútbol, factores que impulsan a muchos jóvenes a estudiar nuestro idioma.

Sin embargo, basándonos en la experiencia que hemos adquirido gracias a los más de 5.000 alumnos matriculados en nuestro centro y en el intercambio constante de impresiones con docentes de todo Japón, hemos identificado varios aspectos que convierten a Japón en un oasis en lo que a la enseñanza del ELE (español como lengua extranjera) se refiere. Para refrendar estas peculiaridades me remitiré a la I Encuesta Nacional del Instituto Cervantes sobre la enseñanza del español en Japón de diciembre de 2009. Esta encuesta se realizó en una primera fase entre 10.374 personas interesadas en la enseñanza de lenguas extranjeras de todo Japón y, en una segunda fase, entre 347 interesados específicamente en la lengua española.

Todo hace pensar que en Japón la lengua española, como otras lenguas europeas a excepción del inglés, se estudia principalmente por interés cultural: ya sea por atracción hacia la cultura de los países donde se habla español o bien por el deseo de viajar a dichos países (como curiosidad, a la pregunta sobre qué países hispanoparlantes les resultaban de interés, los encuestados mostraron las siguientes preferencias: España, 322 encuestados; México, 180; Perú, 132; Argentina, 128; Estados Unidos, 108; Cuba, 94; etc.)

Obviamente, estos son motivos bien diferentes a los que se pueden observar en otros países. Por ejemplo, en lo referente al estudio del español en la Europa de los Erasmus, la estancia de millones de estudiantes europeos en España, primer destino de este programa de intercambio universitario, impulsa a miles de esos estudiantes a seguir aprendiendo el idioma tras su experiencia en Barcelona, Valencia, Madrid, Málaga o Granada (por citar algunos de los destinos más populares) y obtener una certificación oficial (el Diploma de Español Como Lengua Extranjera, D.E.L.E.). Vale la pena recordar que ahora los estudiantes japoneses también pueden estudiar en España a través del programa Erasmus Mundus (http://www.erasmusworld.es/erasmus-mundus/).

Si analizamos el caso del Instituto Cervantes en Asia con más estudiantes, el centro de Pekín, observaremos que el interés de sus estudiantes es principalmente de carácter profesional, dado que en sus currícula se valoran especialmente las titulaciones en un mercado laboral altamente competitivo y en un país, China, que cuenta a Hispanoamérica como una de sus prioridades estratégicas. Manila, que sigue al Instituto Cervantes de Pekín en número de alumnos, ha sido durante años el centro con más estudiantes del mundo. Para nuestra sorpresa, el principal motivo de interés de los filipinos hacia el español no es la herencia española sino que también se debe en gran medida a cuestiones laborales: muchos de los estudiantes de este centro trabajan como teleoperadores y atienden llamadas telefónicas desde cualquier punto del planeta, y muchos de ellos viajan después a Estados Unidos a trabajar y el dominio del idioma español les supone allí un 20% más de salario (en el campo de la sanidad o del cuidado de personas mayores), dado que la población hispanohablante en los EE.UU. ronda ya los cincuenta millones de personas. Polonia, con dos centros, y Marruecos, con seis, son otros dos casos en los que los estudiantes quieren aprender español como herramienta para encontrar un trabajo mejor.

Sin embargo, en Japón el interés laboral por el español es todavía minoritario. Muchos estudiantes de español en Japón no consideran “útil” indicar que hablan español cuando buscan trabajo ya que es una aptitud que no se les valora, exceptuando, lógicamente, las escasas ofertas de multinacionales, empresas o instituciones que solicitan específicamente candidatos con conocimientos de español. Esto hace que dependamos de una motivación condicionada por modas y momentos específicos y no por una realidad contundente como la que vivimos, en la que el español es ya la segunda lengua más hablada en el mundo por detrás del chino y por delante del inglés . Por otra parte, nuestra lengua, está en constante crecimiento y hablarla supone poder comunicarse no sólo con los 21 países en los que el español es idioma oficial, sino poder viajar por todo el mundo y poder disfrutar de una variedad y riqueza en ámbitos como la música, la literatura, la ciencia, la historia, la geografía, la botánica, la astrofísica… En suma, de todo un mundo que aquellos que tenemos alguna responsabilidad en la enseñanza del español en Japón debemos saber transmitir a los japoneses y conseguir que su interés se afiance y crezca de la misma forma que en el resto del mundo. Ese, creo, debe ser nuestro reto.

Naturalmente, el inglés es en este momento una necesidad y, en la formación de todos los estudiantes del mundo, constituye una asignatura obligatoria, como las matemáticas o la química. Por tanto, eso significa que el estudiante de español en Japón ya ha estudiado, o está estudiando, inglés. Lo primero que descubrirá ese estudiante es que el español le resulta más fácil, dada la similitud al japonés en la pronunciación. Según la I Encuesta del Instituto Cervantes de Tokio, para los japoneses el español “es la lengua extranjera más fácil de aprender”. No obstante, hay algo que distingue a los que estudian español, y es su interés por ir más allá, por saber más de lo que se les requiere. Son personas con una mente más abierta a lo nuevo y a lo diferente. Este aspecto lo he comentado con diversos profesores de español de todo Japón y la mayoría estaba de acuerdo en esta característica tan interesante: una predisposición a aceptar la diversidad cultural y el deseo de formar parte de ella.

Desde el Instituto Cervantes queremos contribuir a que el interés por la lengua española se extienda por Japón y ocupe un lugar destacado, acorde con la importancia que nuestra lengua tiene en el mundo. Mostrar la riqueza de los países donde se habla español es nuestro objetivo y apoyar a todos los que lo hacen, nuestro deber. Si como termómetro de la situación tomamos el número de candidatos del DELE en Japón, la situación es enormemente prometedora, ya que desde la llegada del Instituto Cervantes a Tokio el número de candidatos casi se ha cuadruplicado.

Por todo ello, iniciativas como las de “Acueducto” son esenciales en esta ardua tarea para la que contamos con un importante activo: el español, la lengua que pronto hablarán 500 millones de personas en el mundo.

Víctor Ugarte
Director del Instituto Cervantes de Tokio