Autor del artículo

Vicente Alcañiz Buceta
ビセンテ・アルカニース・ブセタ
Lugar de nacimiento : Valencia. Terminó sus estudios en periodismo en la Universidad CEU San Pablo de Valencia y después realizó un master de periodismo en EE.UU. En la actualidad es profesor de español en diferentes instituciones educativas en Tokio y es periodista.

バレンシア生まれ。CEU San Pablo大学でジャーナリズムを専攻した後、同じ専門について米国の大学院でも修士課程を修める。
現在は、東京でスペイン語講師をしながら、ジャーナリストとしての仕事を続けている。

Otro Gaudí

2011年8月

バレンシアを散歩すると、いつのまにか風変わりな建物に出会います。それが、フランシスコ・モラの作品、コロン市場です。

 モラはバルセロナで建築を学び、ガウディのアトリエに何回も通ったといわれており、彼の代表作品コロン市場は1916年に完成しました。この建物には明らかにガウディの影響が見うけられ、グエル公園にもよく似ています。80年代まではバレンシアの市場として活躍しました。

2003年に修復され、現在は、新しい姿で進化しています。建物の中にはバルや色々な店が新しく建設されています。まさに未来が過去にまたもどっていくようです。

Al pasear por las calles del centro de Valencia, y casi sin darse cuenta, acaba encontrándose uno con un edificio de una singularidad especial: el Mercado Colón.
Ya desde pequeño, cuando pasaba por allí para ir al Corte Inglés, no dejaba de sorprenderme. Durante mi infancia todavía funcionaban algunos puestos de mercado aunque solo recuerdo con claridad una frutería y una floristería.
Un día, como quien no quiere la cosa, acabaron cerrándolo. A pesar de su majestuosidad ya muy poca gente iba a hacer la compra allí y nadie se sorprendió de que acabara desapareciendo.


Orígenes
El mercado, que fue inagurado en 1916, fue diseñado por el arquitecto valenciano Francisco Mora que estudió en Barcelona y trabajó también en el taller de Antonio Gaudí.
La influencia del maestro catalán es clara. Más que un mercado desnudo y sin identidad es un edén de ladrillo naranja con figuras redondas, frisos de cerámica con motivos florales y arcos de un ángulo desafiante.
En mis años mozos ni siquiera se me pasó por la cabeza que fuera una construcción del estilo de Gaudí, pero con el paso del tiempo y tras empezar a vivir en Japón- donde he recibido mucha información sobre Gaudí- me acabé dando cuenta de las similaridades existentes entre el mercado valenciano y las obras del internacionalmente famoso Antonio Gaudí.
Aún pecando de soberbia o de cierta inocencia el Mercado Colón se podría definir como una Sagrada Familia con un estilo más en la línea del Parque Güell, puesto todo al servicio de un mercado urbano.


Renacimiento
Tras el cierre del edificio en la década de los 80, y debatiéndose en un futuro bastante incierto, finalmente en el año 2003 se llevó a cabo una restauración completa.
Probablemente es una de las singularidades propia de los valencianos. El casco antiguo de Valencia era uno de los más grandes de Europa pero durante el s. XX desaparecieron muchos edificios renacentistas y otros edificios emblemáticos más modernos. Aunque es cierto que sí se han restaurado otros, no habría sido raro que el Mercado Colón hubiera terminado como un aparcamiento subterráneo o totalmente demolido.
Tal vez tuvo la suerte de ser un mercado. Valencia es una ciudad donde han florecido los mercados y el Mercado Central es uno de los más activos de Europa.


Presente
El mercado actual fue totalmente remozado en el año 2003. Por encima de todo destaca el sótano que se ha construido y del que carecía el edificio original. A pesar de que este sótano no existía antes, en él se encuentran algunas tiendas típicas de cualquier mercado: una pescadería, una frutería, una charcutería y una carnicería. Además hay un restaurante japonés con sus árboles de bambú.
En la planta baja varías cafeterías ocupan la mayor parte de la explanada principal del mercado antiguo. Algunas cosas no han cambiado como la floristería de la entrada o la decoración y artesonados con motivos florales que se habían deteriorado con el paso del tiempo o incluso que habían desaparecido en parte, pero que se han recuperado en su total esplendor.
Más allá de las típicas tiendas de mercado o algunos locales totalmente nuevos, hay un elemento innovador. Son los eventos culturales y congresos. Un guiño al futuro para volver al pasado.

Vicente Alcañiz Buceta



Mercado Colón desde la calle de Salavatierra de Álava



Detalle de la vidriera con los soportes del tejado