Región de Murcia, cultura, historia y compras en el Mediterráneo

2011年11月

En el sureste español, un pequeño territorio situado entre dos mares concentra toda la cultura, tradición, historia y naturaleza del Mediterráneo. Ahora, este espacio todavía repleto de rincones con encanto te anima a vivir la experiencia de tu vida.

La Región de Murcia es un destino contemporáneo que ha sabido integrar en su trazado un pasado poblado de historia y leyenda. Legendarias civilizaciones, desde la íbera y fenicia, hasta la cartaginesa y romana, judía, mora y cristiana, han poblado y explorado su territorio. Todavía en la actualidad, las huellas de estos pueblos perviven recordando el carácter fronterizo de la que fue una de las mayores encrucijadas de Europa.

Aquí, el contacto con la gente se vuelve una experiencia irrepetible y a cada paso el visitante descubre bellezas naturales imposibles de adivinar.

A lo que cultura y patrimonio se refiere, cuatro grandes núcleos se reparten el legado de miles de años de historia.

Cartagena, la ciudad portuaria por excelencia, es púnica, romana, militar y moderna. Los vestigios de las antiguas edades se esconden detrás de cada una de sus calles. La Muralla Púnica, el Augusteum, la Casa de la Fortuna, o el Fuerte de Navidad son testigos vivientes de la grandeza y el esplendor del pasado.

El símbolo de la ciudad es el Teatro Romano de Cartagena, epicentro de la antigua Cartago-Nova, que resurge después de 2.000 años como paradigma de la nueva ciudad del siglo XXI.

Llegar a Lorca significa poder disfrutar de la mayor densidad monumental de toda la Región. Museos, iglesias, ermitas y caserones conforman un casco antiguo declarado como Conjunto de Interés Histórico-Artístico y que está presidido por un formidable castillo, conocido como la Fortaleza del Sol. Adentrarse en este parque temático es como emprender un fantástico viaje a la Edad Media.


‘Abierta por restauración’
A día de hoy, y tras los terremotos sufridos en la localidad el pasado 11 de mayo, la visita a Lorca ofrece el añadido de comprender cómo funcionan las fuerzas de la naturaleza y de experimentar en directo cómo se recuperan los monumentos, las calles y la normalidad tras la catástrofe más destructiva sufrida en España desde la Guerra Civil, con alrededor de 600 edificaciones afectadas en la ciudad.

La nueva ruta “Lorca tembló, Lorca se recupera” invita a los visitantes a que vean de primera mano cómo se desarrolla la recuperación del patrimonio lorquino. Comenzando en el Centro de Visitantes de Lorca Taller del Tiempo, el recorrido muestra el proceso de restauración de algunos de los edificios más emblemáticos del patrimonio regional, como el antiguo convento de La Merced, el conjunto monumental de Santo Domingo, el Palacio de Guevara, la iglesia de San Francisco y la Plaza de España.

En el Noroeste de la Región se levanta Caravaca de la Cruz, una de las cinco ciudades santas del mundo, junto con Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana, que tiene el privilegio de celebrar cada siete años el Jubileo Perpetuo. Encomienda de caballeros y templarios, durante siglos esta localidad ha sido centro de peregrinación para la Cristiandad. Cada año, miles de visitantes acuden a la gran Basílica para así ganar el jubileo y contemplar una joya sagrada: la Cruz de Caravaca. La maravillosa reliquia guarda en su interior una astilla del leño en el que fue crucificado Cristo.


Murcia, la capital, es una ciudad para vivirla paseando, disfrutando de los diferentes estilos artísticos de su arquitectura, de sus rincones con encanto y del carácter abierto de sus gentes. Aquí, la cultura se eleva como lo hace la torre de la Catedral de Santa María, una joya gótica, renacentista, barroca y neoclásica, única en todo el territorio nacional. En el corazón de la ciudad, además, es posible disfrutar de una gastronomía repleta de influencias históricas, materializada en tapas y aperitivos de sabores puramente mediterráneos que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo.

La vida de la capital se completa con una enorme vocación comercial, que hace palpitar las calles y plazas más céntricas con una actividad gremial artesana que se remonta a la Edad Media y que ha continuado a lo largo de los años para que turistas y disfruten de la cercanía y la cordialidad del pequeño comercio. Así, ir de tiendas por calles como Trapería, Platería y Jabonerías se convierte en otra buena opción de ocio y tiempo libre.

Texto y fotos: Oficina de Turismo de Murcia



Fachada Santuario de la Vera Cruz. Caravaca de la Cruz



Mar Menor. Vista aérea



Bodegón Hortalizas



Colegiata de San Patricio. Lorca



Cabo Tiñoso



Paparajote



Torre del Castillo. Lorca



Vista del Santuario y La Encarnación. Caravaca de la Cruz



Fachada Catedral. Murcia



Teatro Romano de Cartagena



Plaza de las Flores. Murcia